Translate

miércoles, 9 de octubre de 2019

MEDICINA INTEGRATIVA


CUANDO LO QUE SE INTEGRA SE DIFUMINA

 ¿Qué es lo que se integra en la



Medicina Integrativa?


Medicina Integrativa es una expresión ambigua y al día de hoy resulta polisémica. Parece designar la integración de por lo menos dos visiones de la Medicina.

Buscando ejemplos, se suele afirmar que "nadie practica Homeopatía como única terapia actualmente". Esto parece que es así, aunque algunos homeópatas todavía sostienen que todas las demás terapéuticas ortodoxas y heterodoxas excepto la Homeopatía en su forma más purista, son "supresivas", es decir no cumplen la llamada ley de curación y en última instancia promueven falsas curaciones que perjudican al enfermo. Y muchos de los que lo afirmaban hasta hace poco, ahora lo callan, seguramente porque la realidad impone lo inexorable. La realidad nos muestra que a nadie se le ocurre que al paciente con sepsis haya que negarle antibióticos, al diabético tipo 1 insulina y en la insuficiencia cardíaca usar diuréticos, cardiotónicos o un trasplante de corazón.

DE MODO QUE NO ES DISCUTIBLE QUE HAYA QUE INTEGRAR MEDICINA OFICIAL CON TERAPIAS HETERODOXAS SI ES QUE SE QUIERE SER MÉDICO. Los beneficios de una medicina que se complementa son evidentes.

Pero en la necesaria integración de la medicina queda mucho por definir.



Veamos lo que dice Wikipedia que es un referente para la sociedad actual, aunque no me guste mucho:

“Medicina integrativa, conocida también como medicina integrada y salud integrativa, es un concepto que combina la medicina científica con terapias alternativas. Sus practicantes plantean que las enfermedades son desequilibrios, y que el enfoque es restablecer el equilibrio más que combatir la enfermedad. La medicina integrativa descarta el uso de métodos que califica como "invasivos", tanto en diagnóstico como en tratamiento, sustituyéndolos por técnicas alternativas, como la biorresonancia, la homotoxicología, la nutrición integrativa y ortomolecular, la terapia neural, la acupuntura o la terapia floral".
Como era de esperar, a esta definición le sigue la advertencia de que todo lo alternativo o complementario es inoperante, no resiste la prueba del placebo y todas las cosas que siempre oímos. Dejemos estos argumentos que por reiterados, terminan aburriendo.
De modo que lo que nos dice esta amable y popular enciclopedia es que la Medicina Integrativa combina medicina científica, fiable y seria con técnicas inseguras y pseudocientíficas. 

Entonces, Medicina Integrativa es la práctica del médico que es ortodoxo pero heterodoxo.

Desde hace más de 40 años soy integrativo entonces.

Soy de los que han practicado varios métodos terapéuticos, creo yo compatibles entre sí: Homeopatía, Homotoxicología, Microinmunoterapia, Acupuntura, Electroacupuntura de Völl, Shiatsu, Terapia Neural, Terapia Celular, Hipnosis, Ozonoterapia, Magnetoterapia, Medicina Antroposófica, también Quiropraxia. Sin dejar de pedir análisis, interpretar pruebas de imagen y recurrir a todos los medios de diagnóstico tradicionales. Y desde luego la semiología tradicional.

Pero no llevé a la práctica en cambio Moraterapia, Hidroterapia del colon, terapia Ayurvédica y muchos otros métodos y enfoques. Me parece prudente que sean más los métodos que no empleo, ya que se describen del orden de 200 técnicas y medicinas tradicionales y claro está no las conozco a todas ni siquiera por referencias.

En todo este inmenso mundo práctico y conceptual habría que definirlo todo y por lo menos exigirle a cada uno de estos métodos lo mismo que actualmente se le está exigiendo a la Homeopatía.

Claro que la integración reclamada es la de estos métodos con los de la Medicina Oficial. No olvidemos que dentro de ella hay una larga lista de fármacos utilizados habitualmente de los que se ignora sus mecanismos de acción y está pendiente la demostración de su valía con cierto grado de fiabilidad. En esto hay que referirlo todo a cuánto hay de verificable en ese conocimiento. Y no hablemos de la Cirugía. Si supieran ustedes qué operaciones se hacían para el cáncer de mama en los años 1960 y 1970 se quedarían perplejos. A las hernias discales se las trataba con laminectomías y las incisiones xifo-pubianas no eran raras en la laparotomía exploradora. Yo que trabajé como anestesiólogo lo puedo confirmar.

LA HETERODOXIA COMO TRABAJO

En los años 70 en Argentina era muy frecuente que el médico acupuntor fuera también homeópata. Y a menudo también quiropráctico, terapeuta celular y que utilizara la hipnosis.

A finales de esa década encontré en España que algunos médicos, muy pocos, en su consulta privada utilizaban algunos de esos métodos. Desde luego, en un país en que la Medicina estaba -y está- socializada, se trataba de ofrecer métodos que no estuvieran disponibles en la Seguridad Social y que hicieran decidirse al paciente por la medicina privada (“para fármacos ya tengo el Seguro…”).

O sea, lo que no estaba en el Seguro había que pagarlo. Y actualmente también. Como la Odontología, la Psicoterapia o el Psicoanálisis, por cierto. Y también como el ginecólogo o el urólogo, si es que se busca una revisión anual, o el dermatólogo que nos trate el envejecimiento de nuestra piel.

¿Entonces qué es lo que define a los métodos heterodoxos de la Medicina Integrativa? ¿Su condición de no estar cubiertos por el seguro de salud?

¿Está dentro de la integrativa todo lo que encaja en el ejercicio de la medicina privada? ¡Claro que no!

CONDICIONES PARA UNA MEDICINA HETERODOXA SEGURA Y FIABLE

Cuando hice mi viraje desde la medicina hospitalaria, en mi caso Anestesiología y Farmacología Clínica, a las prácticas heterodoxas, mi decisión fue ideológica y ética, no fue una decisión para mejorar económicamente mi vida. Es decir, se trataba de la búsqueda de una síntesis, de una integración. Síntesis que abarcara al ser humano vivo, psico-bio, físico-mental, que requería una medicina no analítica, no sintomática, no agresiva, no paternalista con el enfermo, que lo responsabilizara al enfermo en lo que atañe a su salud. Una medicina humanista, pues. Y tenía que ser vitalista necesariamente, enfoque que llamaremos sintético para entendernos (esto entonces era casi novedoso para el público; ahora casi todo el mundo lo entiende después de tanto oírlo). ESTA SÍNTESIS QUE PARECE UNA CONDICIÓN DE LA MEDICINA HETERODOXA ES UNA INTEGRACIÓN DIFERENTE. La verdadera integración.

¿CÓMO ES LA INTEGRATIVA DE HOY?

Hay varios temas nuevos que ocupan un lugar destacado: Microbiota y probióticos, Microinmunoterapia y otras terapias inmunológicas en diluciones, nutrientes en altas dosis, Spagyria, Fitoterapia Tradicional China y otros.

¿Está presente en estos nuevos temas el enfoque sintético, holístico? Yo creo que no siempre.

¿De dónde emana la dirección y la enseñanza de estas técnicas? De la Industria Farmacéutica en el caso de aquellas técnicas medicamentosas como la Homeopatía. Es evidente que los médicos no podemos fabricar los productos. La IF aporta formación accesible, facilita la disponibilidad del producto y por supuesto, impone las condiciones, las pautas y hasta los criterios. Cuando le conviene quita productos de circulación en un país y hasta desaparece una línea de productos por cese de negocio.

Y volviendo a la decisión por parte de los médicos de adoptar la Medicina Integrativa.

¿Sigue siendo la principal motivación del médico actual el anhelo de síntesis?

No siempre. Muchas veces, no. Y suele tratarse muchas veces de encontrar salidas dentro de la medicina privada. Y esto no ayuda a nuestra reputación.